Diseño único, nostalgia en vinil y nítidos sonidos en la Wrensilva Sonos Edition Console

Wrensilva y Sonos le dan un “giro” a las tornamesas clásicas

Las consolas tocadiscos solían ser grandes y estorbosas, con frágiles bocinas y sonido ordinario. Estos pesados gabinetes de madera (también conocidos como consolas estéreo, por contar con dos bocinas en modalidad stereo a los costados del mueble) se volvieron sumamente populares durante las décadas de los 60s y 70s, al ser centros de entretenimiento todo-en-uno que incluían una tornamesa, radio y hasta televisión en versiones más recientes.

No obstante, con el paso de los años el uso de las consolas clásicas fue disminuyendo, hasta llegar prácticamente al punto de la extinción. Pero claro, eso fue antes de la aparición de Debra y Scott Salyer de Wrensilva, una dupla de melómanos empedernidos que han puesto toda su pasión por la música, en el diseño y construcción de consolas que suenan tan bien como se ven. Y la nueva Edición Wrensilva Sonos no es la excepción – ofreciendo una experiencia sonora inigualable, estés tocando un disco de vinil o reproduciendo música por streaming vía Spotify.

Wrensilva es un estudio de diseño y manufactura de mobiliario, con sede en San Diego, California, fundado por Debra y Scott Salyer en 2009. Este matrimonio de ingenieros, con gran amor por la música y vasta experiencia en el mundo de la producción, combina sus talentos en la construcción de hermosas consolas estéreo, que toman como inspiración las tornamesas de antaño, adaptándolas al siglo 21 a través de nuevas tecnologías, diseños vanguardistas y acabados de lujo.

Un ejemplo de esta labor es la nueva consola Edición Wrensilva Sonos; un sistema de sonido creado para el audiófilo moderno que no sólo busca la inmediatez de reproducir música vía streaming, sino que también da prioridad a la calidad sonora propia de un disco de vinil. Al ver la tornamesa de primer nivel y el par de poderosas bocinas Sonos PLAY:5 se nota de inmediato que esta consola no es un simple artefacto nostálgico, sino una ingeniosa mezcla entre lo tradicional y lo moderno, lo análogo y lo digital.

“Estos días ponemos música por streaming el 90% del tiempo”, comenta Debra. “Sin embargo, para nosotros el vinil no es cosa del pasado; es algo del presente. Y poder emparejar esto con un sistema en el que realmente creemos, como lo es Sonos, es increíble”.

Para los Salyers – y todos nosotros los entusiastas del vinil – siempre será irresistible el sacar un disco de su funda, colocarlo delicadamente sobre la tornamesa y lentamente verlo girar. “Es como sentarse frente a una fogata”, exclama Scott. “Cuando estás enfrente de una de nuestras consolas, viendo los discos girar y platicando con la gente a tu alrededor, quedas absorto. Hay noches en que nos quedamos ahí sentados, sólo para darnos cuenta de que llevamos horas mirando un mueble.”

Y la consola Edición Wrensilva Sonos es, sin duda, digna de ser observada. Su gabinete, elaborado con madera de nogal, con una lámina de abedul laqueado encima, fungiendo como repisa superior y cubierta para la tornamesa, presenta una dupla de bocinas PLAY:5 a los costados, resguardadas en un par de compartimientos aislantes y arropadas por marcos de madera que mantienen íntegro el estilo visual del mueble.

Cuatro patas geométricas de acero industrial doblado en frío soportan el robusto gabinete, cuya gaveta principal oculta un amplio espacio para almacenar hasta 150 discos de vinil. Las líneas limpias y la elegante simplicidad de la consola dejan entrever un diseño distintivo de mediados de siglo, con influencias contemporáneas inspiradas por la estética única de la tienda Sonos en Nueva York.

Mientras que en su interior se esconde una increíble e intrincada red de tecnologías, la consola es realmente fácil de usar. El módulo de controles, ubicado en el compartimiento superior central, reúne las perillas de volumen, selección de fuente de entrada de sonido y el encendido del sistema. Para transmitir por streaming, sólo debes girar la perilla hacia la función “Sonos” y utilizar los controles en la app como normalmente lo harías; basta regresar la perilla hacia disco o auxiliar para reproducir tu música desde otra fuente, incluyendo la tornamesa análoga integrada.

En cualquiera de las dos modalidades tienes la habilidad de reproducir música en cualquier habitación de tu hogar, para que nunca pierdas el ritmo sin importar lo que estés escuchando. Además, el volumen puede ser manejado directamente desde los controles manuales de la consola, o bien, a través de la app Sonos.

Cada consola creada por Wrensilva es meticulosamente planeada, diseñada y construida a mano. Es esta labor artesanal y total compromiso con la calidad de sonido lo que hacen a Sonos y Wrensilva una pareja ideal, cuyos talentos y fortalezas se han unido en la creación de una consola con versatilidad, poder y pasión – una que suena tan bien como se ve.

Para conocer más a detalle la consola Edición Wrensilva Sonos, ingresa a la tienda en línea de Sonos, o bien, puedes visitar la tienda Sonos en Nueva York y escucharla personalmente.

Comentarios