Es una cámara instantánea que imprime fotos y que también guarda imágenes de 10 megapixeles.

POLAROID SNAP INSTANT DIGITAL CAMERA

Con un precio de 100 dólares, la Snap busca que te diviertas tomando fotos y seas capaz de disfrutar de tus imágenes, pero no en una pantalla, sino en una pared o en una libreta o en donde sea que puedas colocar una impresión fotográfica de verdad, sin marco, de 2×3 pulgadas. Sin embargo, se trata también de una cámara que tiene 10 megapixeles. Eso significa que también obtendrás una copia digital de tu foto, para conservarla en tu teléfono, enviarla por E-mail a tus amigos o familiares, o hacer una impresión más grande.

Lo que ha hecho Polaroid o mejor dicho, C&A Marketing, quien tiene la licencia de Polaroid, es crear una cámara que tiene un pie puesto en el pasado y otro en el futuro, que es lo suficientemente ligera y pequeña como para que no lo pienses dos veces antes de decidir llevarla contigo a tu próxima aventura, fiesta o boda, o incluso simplemente al jardín trasero de tu casa.

Bajo La Lupa II (1)

Una cámara más básica, imposible

Una de las cosas que más nos gustó de la Snap es que no te complica la vida y simplemente te deja tomar fotos. No hay pantalla en la cual enmarcar tu imagen, pero en su lugar hay un visor que se levanta en la parte superior y que también enciende la cámara. Luego de uno o dos segundos está lista y no hace falta más que oprimir el disparador para que obtengas tu impresión. Así de simple.

Bajo La Lupa II (9)

En la parte superior en el extremo izquierdo hay un botón que te permite cambiar entre tonos de color: normal, blanco y negro, y sepia vintage. Al lado de eso, hay otro botón que agrega el legendario marco Polaroid a tu foto, y al lado del disparador hay un temporizador automático de diez segundos, de manera que te dé tiempo de ser parte de la foto. Pero esas son todas las opciones y controles que tienes; no tiene flash y el lente tiene un alcance fijo, lo que significa que para hacer zoom tienes que acercarte.

Sin embargo, ocupémonos de una vez de un asunto de extrema urgencia. La Polaroid Snap requiere una actualización de firmware inmediata para evitar que imprima fotos por accidente cuando tiene puesta la cubierta del lente. La descarga del firmware y las instrucciones están disponibles en el sitio de Polaroid. Si compras este producto, asegúrate de que esto sea lo primero que hagas.

Bajo La Lupa II (2)

La Snap funciona con una batería recargable incorporada que se carga a través de un puerto Micro-USB en la parte lateral. En la caja vienen un cable Micro-USB, una tapa magnética para el lente y una correa para la muñeca. No viene con papel fotográfico, así que tendrás que comprarlo antes de poder imprimir tu primera foto.

Bajo La Lupa II (5)

El papel se carga en la parte trasera de la cámara y viene en paquetes de diez hojas; ésa es la carga máxima que aguanta la cámara en cada carga. Usa papel electrónico Zink cubierto con cristales de pigmentación en colores magenta, amarillo y cian. Los cristales no tienen color, pero cuando la foto se imprime, el calor activa los cristales, cambiándolos al color necesario.

Un paquete de 30 hojas de papel Zink cuesta unos 15 dólares. El papel es el único insumo que necesitas comprar, así que no tienes que preocuparte por cartuchos de tinta. Las impresiones salen secas y a prueba de manchas porque no tienen tinta.

Bajo La Lupa II (6)

Imprime cada disparo

Las cámaras Polaroid originales con filme instantáneo, así como las cámaras instantáneas Instax de Fujifilm, imprimen una imagen cada vez que aprietas el obturador. Así es exactamente como está pensada para funcionar también la Snap, así que si la cámara tiene papel y tomas una foto, obtendrás una impresión.

Si eres rápido y por alguna razón no quieres la impresión, puedes abrir la parte trasera, sacar el papel, apagar la cámara y ahorrarte el desperdicio de papel. Hay una entrada para tarjeta MicroSDHC en uno de los lados, así que si le metes una tarjeta (la cámara soporta tarjetas de hasta 32GB), también obtendrás una copia digital. También puedes usar la cámara sin papel, aunque, como mencionamos al principio, la calidad de la imagen realmente no es la razón por la cual vale la pena esta cámara.

Las pequeñas impresiones de dorso pegajoso realmente no son de la mejor calidad. Queremos decir, son buenas para el propósito que cumplen, pero no pueden (ni es su intención) competir con las imágenes de una impresora de inyección o sublimación de tinta tradicionales.

Sin embargo, en general la Snap es muy buena para lo que es: una cámara instantánea de bolsillo asequible. No la tendríamos como nuestra única cámara, y fácilmente podríamos caer en esa categoría de aparatos que usas un par de veces y luego arrumbas en un cajón, especialmente si no tienes suministro de papel a la mano. Pero si continuamente te encuentras con ganas de decorar tu casa, oficina u objetos personales con fotos, vale la pena la inversión.

Bajo La Lupa II (4)

Además, si la idea de la Snap te gusta pero te suena demasiado limitada, la Snap+ de Polaroid viene en camino. Ese modelo tendrá flash, pantalla táctil y capacidad inalámbrica incorporada, lo que te permitirá imprimir fotos tomadas con la cámara de 13 megapixeles de la Snap+, tu teléfono inteligente o tu tableta. Aún no se anuncia el precio, y no se espera que esté disponible antes de que finalice 2016.

CONCLUSIÓN

La Polaroid Snap es una cámara instantánea que tiene un pie puesto en el pasado y otro en el presente, con un truco nostálgico, imprimir fotos de verdad algo que tu teléfono no puede hacer.

Es muy probable que las fotos que toma tu teléfono inteligente pongan en ridículo las que toma la Polaroid Snap.

LO BUENO

Es una cámara instantánea que imprime fotos y que también guarda imágenes de 10 megapixeles en una tarjeta de memoria. Es absolutamente fácil y divertida de usar.

A MEJORAR

La calidad de las impresiones es buena, pero no te dejará impresionado, especialmente si cada impresión sale en unos 10 pesos. Al mismo tiempo, las fotos digitales no pueden competir con las de la cámara de un teléfono decente. No tiene flash y la batería recargable no puede ser reemplazada por el usuario.

Comentarios