PERFECTA PARA SABER QUIÉN SE ACERCA A TU PUERTA

NEST CAM OUTDOOR

Nest es una de las primeras empresas que se nos viene a la mente cuando hablamos de Smart Home o domótica. Entre su catálogo encontramos los famosos termostatos inteligentes y también una amplía gama de dispositivos de seguridad. Concretamente estamos hablando de las cámaras de seguridad inteligentes Nest Cam.

¿Qué es y para qué sirve?

Nest Cam Outdoor es una cámara de vigilancia inteligente pensada para su uso en exteriores. Por eso presenta un acabado con protección a las condiciones externas, concretamente agua, sol y polvo. Además, ofrece un campo de visión de 130 grados, posibilidad de grabar en 1080p y está equipada con micrófono y altavoz.

Diseño y acabado

Este dispositivo presenta un diseño bastante sencillo con forma redondeada y en color blanco. La cámara está ubicada en la parte frontal rodeada por una banda negra donde se encuentra en la parte inferior el micrófono y en la parte superior la luz de notificación. En el cuerpo de la cámara también encontramos un altavoz.

Su acabado está pensado para aguantar las condiciones de exterior, esto es, soporta temperaturas de entre -20 y 40°, pero de todas formas se recomienda evitar el contacto con la luz directa del sol porque podría influir en la calidad de la imagen. Así mismo tanto el cuerpo de la cámara como el cableado es resistente a la lluvia y al polvo.

Junto a la cámara en sí, en la caja encontraremos una serie de accesorios para su instalación. Entre ellos se encuentra un pequeño pero potente imán que facilita mucho su colocación y orientación, puesto que una vez imantado podremos girar la cámara fácilmente hasta encontrar el ángulo correcto.

¿Cómo se configura?

Fácil. La verdad es que no tardas ni 3 minutos en tener todo listo. Las instrucciones indican todo a la perfección. La cámara de exterior Nest necesita estar conectada a la corriente, por eso es importante que tengas un enchufe en el exterior y relativamente cerca de donde quieres ubicar la cámara. De todas formas, Nest proporciona un cable bastante largo (aproximadamente siete metros) para que no tengamos limitaciones de altura o distancia con el enchufe. Lógicamente también se puede utilizar un enchufe dentro de casa, pero entonces tendrás que pensar sobre la mejor manera de pasar el cable.

Es importante destacar que la instalación se realiza en un primer momento dentro de casa.

Pasos:

Conectar la cámara a la corriente. Veremos como se enciende una luz de notificación azul.

Instalar la aplicación Nest en nuestro teléfono o tableta. Obviamente necesitaremos registrar una cuenta Nest o iniciar sesión si ya disponemos de una. Desde la aplicación solo tendremos que escanear el código QR que encontraremos en la cámara. Una vez que la cámara se haya emparejado, ya podremos enchufarla e instalarla en el exterior.

En la caja encontraremos todos los tornillos y complementos necesarios para su ajuste en la pared. Además, Nest también proporciona algunos consejos a la hora de ubicar la cámara. Por ejemplo, no es recomendable colocarla en un lugar donde haya constantemente luz directa del sol.

Funciones especiales

Además de poder ver todo lo que sucede alrededor de nuestra entrada o donde hayamos colocado la cámara, también tenemos la posibilidad de hablar y escuchar a través de la aplicación que tendremos instalada en nuestro smartphone o tableta.

La cámara está equipada con una luz de notificación LED que cambia de color entre azul y verde depende de la situación. Por ejemplo, si parpadea en verde es porque alguien está mirando a la cámara o si parpadea en azul es porque alguien está hablando a través del altavoz.

Por último también ofrece visión nocturna con una calidad bastante decente y la posibilidad de programar cuando queremos que la cámara se encienda y apague.

Software

Para que la cámara funcione vamos a necesitar una conexión buena de Internet. Concretamente se requiere una conexión WiFi de banda ancha con al menos una velocidad de 2Mbit por segundo. También es importante destacar que es necesario un smartphone o tableta con Bluetooth 4.0. Por último, los productos de Nest se pueden conectar con Amazon Alexa y Google Home.

El funcionamiento es bastante intuitivo. Solo necesitamos instalar la aplicación de Nest en nuestro smartphone o tableta compatible. Al abrir la aplicación podremos ver lo que sucede en vivo o tener acceso a la línea de tiempo donde se nos mostrará con pequeños clips si la cámara ha detectado movimiento. Si accedemos desde nuestro navegador Web, estas pequeñas detecciones de movimiento o personas se representarán con pequeños puntos. Por supuesto, cada vez que la cámara detecte algo nos llegará una notificación push o vía E-mail, según como lo tengamos configurado. Desde la aplicación podremos ajustar la calidad de imagen.

Seguridad

Para utilizar los productos de Nest necesitas una suscripción a Nest Aware. Puede suscribirte totalmente gratis durante el primer mes, pero después tendrás que pagar 10 dólares al mes, algo que puede echar para atrás a más de uno. El sistema de registro de los videos es a través de la nube, esto es, Nest está continuamente subiendo tus videos a la nube, de ahí que no encontremos ninguna ranura para tarjeta MicroSD. Con Nest Aware podremos guardar estos videos de 10 a 30 días, según como lo tengamos configurado. Una vez pasado ese tiempo los videos se borrarán.

Como punto positivo, puedo decir que la verdad es que me resulta práctico que todo vaya a la nube y que desde allí puedo elegir si quiero guardar algún clip de video o no. Ahora bien, no sabemos cómo se transfiere esa información a la nube y yo siempre me siento un poco escéptica al respecto.

Audio

La cámara de exterior Nest nos permite comunicarnos con la persona que esté al otro lado de la cámara. Aunque no lo hace a tiempo real, esto es, funciona como si fuera un walkie-talkie, de tal manera que la otra persona no podrá hablar hasta que el primero no haya terminado.

En la aplicación, cuando nos dirigimos a la opción de ver lo que está pasando en vivo, veremos un micrófono en la parte inferior. En el momento que hacemos clic sobre él, la cámara emitirá un pequeño beep para alertar al intruso. Tras haberlo probado solo tengo que decir dos cosas: la primera es que hay un pequeño retraso de un segundo, y la segunda que es muy divertido ver la reacción de la gente cuando escuchan de repente una voz.

Conclusión

En términos generales puedo decir que la cámara de exterior Nest cumple con lo que promete. Creo que por el precio que tiene vamos a tener un dispositivo de calidad que nos va a ayudar a vivir un poco más seguros y controlar lo que suceda alrededor de nuestro hogar. Además con algunas funciones extras como visión nocturna y la posibilidad de comunicarnos con el intruso (o de gastar alguna que otra broma). También destaco como positivo que realmente es muy fácil de instalar y que la cámara tiene una lente gran angular.

Ahora bien, en el mercado existen cámaras no inteligentes que también ofrecen visión nocturna por unos 24 dólares o, incluso, cámaras de exterior inteligentes casi con las mismas opciones que Nest Cam Outdoor por unos 60 dólares. ¿Dónde reside la gran diferencia? Pues que la cámara de Nest registra todo en la nube evitando el uso de tarjetas MicroSD, y que permite comunicación a través del micrófono.

Evaluación

A destacar

Fácil de montar y configurar

Micrófono

Lente gran angular

A mejorar

Sistema de notificaciones incierto

Calidad video y audio

Suscripción mensual

Comentarios