Se espera que pasen de 1.470 millones de unidades registradas en 2016 a 1.700 millones de unidades vendidas en 2021

La venta de «smartphones» seguirá al alza hasta 2021 (pero ya no será como antes)

Se ha establecido un hábito en el consumidor claro. Tardan más en cambiar de teléfono móvil. Sus altas prestaciones y los precios desorbitados de los modelos de gama alta han llevado a los usuarios a encontrar un reemplazo cada dos años. Y es un comportamiento que continuará pasando factura al mercado en general que, pese a que las previsiones son muy optimistas para los próximos cinco años, las ventas globales de estos aparatos no regresarán al ritmo de otras épocas.

Algo lógico, por otra parte, puesto que este dispositivo electrónico ya se ha convertido en un producto diario en la vida de las personas. Pero no todos le exigen lo mismo. Y tampoco los utilizan para lo mismo, con lo que les puede durar mucho más tiempo. Sin embargo, los fabricantes continuarán aprovechándose del tirón que aún despierta.

Las ventas mundiales de «smartphones» pasarán de 1.470 millones de unidades registradas en 2016 a 1.700 millones de unidades vendidas en 2021, lo que representará, según las estimaciones de la consultora International Data Corporation (IDC), un crecimiento anual del 3.3% en este periodo. Pese a los datos positivos, las cifras seguirán mostrando una desaceleración del mercado que en 2015 obtuvo, por primera vez, un aumento de un solo dígito (2.5%).

Entre las razones que esgrimen los expertos se encuentra la combinación entre el aumento de la demanda de nuevos usuarios y el estancado ciclo de renovación de los dispositivos establecido en dos años. Un aspecto que puede incentivar el consumo es que casi la mitad de la población del mundo ya dispone de un teléfono conectado, aunque todavía quedan numerosos mercados que no tienen acceso y que pueden representar un lugar donde reforzar su penetración como India, donde la mayoría de habitantes aún tienen terminales de 2G. De hecho, los mercados norteamericano, europeo, coreano y japonés se encuentran en altos niveles de saturación. Son mercados ya maduros cuyo crecimiento no es tan alto en comparación con otros años.

Nuevo paradigma: precios de más de mil dólares

Los expertos no encuentran, con todo, signos de desaceleración en el rango de la gama alta, en donde luchan cada vez menos fabricantes. Este año, por ejemplo, se va a asistir a un punto de inflexión; Apple y Samsung prevén lanzar algunos de sus dispositivos por encima de los mil dolares, una cifra escandalosa pero que ayuda a ampliar los márgenes de beneficios. La gama media, sin embargo, cada vez más apretada seguirá escalando posiciones y aparecerán algunos modelos de altas prestaciones a precios más accesibles, una fórmula que han potenciado firmas como Oppo, OnePlus o Xiaomi.

«El espectro de gama alta en el mercado de teléfonos inteligentes no muestra signos de desaceleración, ya que esperamos que el precio medio de venta de un teléfono aumente más del 7% en 2017», apunta en un comunicado Anthony Scarsella, gerente de investigación de IDC. Además, entra en juego otro factor de crecimiento, los «phablets», unos dispositivos de grandes dimensiones y que han cautivado el interés del público en los últimos años.

El «phablet» empuja el carro

«Las ofertas phablet de una variedad de vendedores parecen ser la principal fuerza impulsora detrás del crecimiento de dispositivos con pantallas por encima de 5.5 pulgadas, los cuales están destinados a crecer en torno al 34% en 2017», señala. En su opinión, el fenómeno de las grandes pantallas tampoco han mostrado signos de ralentización. Los «phablets» representarán el 40% del mercado a finales de este año, con previsiones del 51% de cuota de mercado para 2021.

Un detalle sorprendente que barajan los expertos es la capacidad de escalar de Apple en los próximos años. Las previsiones de IDC estiman que la firma americana logrará doblar cuota de mercado en el mercado de sistemas operativos para 2021, en donde acumulará un 36%. Y eso que en la actualidad la batalla entre ecosistemas la está ganando con creces, y desde hace mucho tiempo, Android, que se lleva la palma con el 85% de penetración. La plataforma de Google dominará con un crecimiento del 2.3% este año, mientras que se espera que iOS llegue al 1.5% en este mismo periodo.

Comentarios