La policía asegura que vendió los teléfonos a un revendedor, obteniendo un beneficio bastante útil de más de $710,000 dólares.

EMPLEADO DE SAMSUNG ROBA MÁS DE 8,000 CELULARES PARA SALDAR UNA DEUDA

Seguro que no eres tan mal empleado como crees. Y si tienes todavía dudas, no deberías preocuparte porque uno de los trabajadores de Samsung ha robado, supuestamente, miles de teléfonos de la compañía para saldar una deuda de juego.

En concreto, un empleado de la firma surcoreana, según The Investor, cuyo apellido es Lee se supone que ha robado 8,474 teléfonos inteligentes en el transcurso de dos años para hacer frente a una deuda contraída fruto de sus problemas con el juego.

Las autoridades afirman que el robo tuvo lugar entre diciembre de 2014 y noviembre de 2016 en la sede de Samsung en Suwon, Corea del Sur, por un período de tiempo bastante largo como para que el robo no pasase desapercibido.

Pero, ¿qué hizo con todos estos teléfonos? Pues, ciertamente, no se los entregó a los más necesitados. En cambio, la policía asegura que vendió los teléfonos a un revendedor, obteniendo un beneficio bastante útil de más de $710,000 dólares.

Pero el juego ha terminado para Lee, quien ha sido arrestado.

Este empleado se unió a Samsung en 2010, y su trabajo consistía en mantener teléfonos viejos que los desarrolladores de Samsung utilizan para actualizar o probar nuevas características.

Mientras que la mayoría de los empleados de Samsung están obligados a pasar a través de un escáner corporal antes de salir de las instalaciones de la empresa, Lee no tenía que realizar dicho chequeo porque usa una silla de ruedas.

Y, al parecer, Lee aprovechó esta oportunidad para pasar por alto los niveles de seguridad. De hecho, Samsung no se dio cuenta de que los teléfonos habían desaparecido hasta diciembre de 2016, cuando la empresa se percató de que algunos teléfonos que no debían estar en el mercado se vendían y compraban en Vietnam.

Además, la policía subraya que el dinero ilícito se utilizó para pagar una deuda de casi 800,000 dólares.

Aunque cabe destacar que no se trata del único empleado de Samsung que ha tenido problemas con la ley.  De hecho, incluso el más alto de los ejecutivos de la compañía, Lee Jae-yong, fue arrestado a principios de este año en relación con un escándalo político que sacudio a la nación. Es más, el juicio está en curso.

Comentarios