La elección de altavoces es quizás la decisión más importante del diseño de tu sistema de sonido.

COMPONENTE JL AUDIO DE 3 VÍAS

Cualquier entusiasta del audio sabe que la elección de altavoces es quizás la decisión más importante del diseño del sistema. Es un hecho bien conocido que los altavoces que elija hacen más diferencia en el sonido final del coche que cualquier otro componente. Para cualquier persona que esté buscando altavoces de alta fidelidad, la marca JL Audio está casi siempre cerca de la parte superior de la lista.

Si bien hay una gran cantidad de sistemas de componentes de 2 vías disponibles, vamos a echar un vistazo esta vez en algo un poco diferente: un sistema de componentes de 3 vías para tu coche. El sistema de componentes JL C5-653 está diseñado para todos los entusiastas del audio de alto rendimiento que tienen las ubicaciones disponibles para un medio bajo de 6.5 pulgadas, un medio rango de 4 pulgadas y un tweeter con cúpula de seda.

Características y construcción

Una de las ventajas de un sistema de 3 vías es la capacidad de permitir que el medio bajo de 6.5 pulgadas también reproduzca algunas frecuencias bajas y pueda cubrir también el rango medio superior. De este modo, el woofer puede ser diseñado para excursiones largas y mejorará el rendimiento dinámico.

Al diseñar un altavoz de alta gama, es fundamental que las especificaciones sean muy precisas y consistentes de un altavoz a otro. Por estas razones, el sistema C5-653 emplea conos y componentes de suspensión para los medios bajos y el medio rango del famoso proveedor, Dr. Kurt Müller. Los legendarios conos de baja masa de Müller y las suspensiones de caucho butílico están inherentemente bien amortiguados y permiten un diseño de crossover menos complicado, que a su vez se traduce en un sonido más natural. Este tipo de calidad no es barata, pero JL Audio y muchas de las principales compañías de audio del mundo creen que es dinero bien gastado. El woofer utiliza canastas de aluminio fundido y se beneficia de la tecnología patentada de refrigeración de chasis de JL Audio, que utiliza la araña para bombear aire directamente en los devanados de la bobina de cobre de dos capas. La ferrita de estroncio de alto poder provee la energía que se utiliza para los materiales magnéticos tanto en el bajo como en los altavoces de gama media.

 

Los medios-rangos de 4 pulgadas están diseñados para encajar en múltiples ubicaciones gracias a las lengüetas de montaje del tipo break-away. También se proporciona un espaciador para evitar que las orillas se doblen cuando el altavoz es montado usando estas perforaciones. Ha habido una considerable cantidad de pensamiento y experiencia de instalador en cómo se pueden montar estos altavoces. Las piezas Kurt Müller son conos de polipropileno con mineral inyectado de una forma curvilínea.

 

El tweeter usado en el sistema C5-653 tiene una unidad de domo de seda de 19mm elegido por su carácter suave y su equilibrio general en las altas frecuencias. Utiliza la tecnología de “Ferrofluid” para mejorar la refrigeración y es accionado por un motor de neodimio. El tweeter cuenta con una superficie bien diseñada y con varios tipos de accesorios para su montaje.

El crossover pasivo que se suministra con el sistema es un poco más de ingeniería inteligente. Ciertamente, a este nivel de rendimiento se espera que los condensadores de Mylar y los inductores de núcleo de aire, estén en su lugar en las ubicaciones críticas. Lo que realmente hace que este crossover sea diferente, sin embargo, es la adaptabilidad que puede proporcionar. Aquí es donde la experiencia de la instalación de JL Audio en la acústica del vehículo entra en juego. Hay cuatro niveles de salida de tweeter disponibles y tres niveles de ajuste de presencia de rango medio. La capacidad del instalador de ajustar estos crossovers para adaptarse a la instalación y las ubicaciones de los altavoces contribuyen en gran medida a ofrecer el mejor sonido posible.

ESCUCHANDO…

El sistema C5-653 de JL Audio suena muy bien, independientemente del género musical y el nivel de audición. La salida de graves es fuerte sin ser dominante, y el rango medio tiene un timbre natural y suave. Incluso cuando se condujo muy duro, el sistema nunca se puso “nervioso”. El extremo superior siempre estaba limpio, sin ningún borde o fragilidad.

CONCLUSIÓN

Al final del día, el sistema de componentes JL Audio modelo C5-653 demostró ser un sistema de altavoces muy capaz, bien pensado y brillantemente ejecutado. Desde los componentes elaborados a mano, hasta las opciones de montaje amigables para la instalación, y el crossover maravillosamente ajustable, simplemente no hay mucho que no te guste. El sistema es digno de cada peso pagado por él. Simplemente acude con el distribuidor local de JL Audio de tu ciudad y escúchalo por ti mismo.

Comentarios