El teclado físico resiste.

BLACKBERRY KEYONE

BlackBerry presentó su nuevo smartphone, el KEYone, en el Mobile World Congress, y constituye el primer smartphone de una nueva generación de móviles fabricados por TCL (este año debería lanzarse un segundo modelo). Pero, ¿quién necesita un smartphone con teclado en 2017?, ¿los smartphones con teclado todavía tienen clientes?

Disponibilidad y precio

El nuevo BlackBerry KEYone, que fue presentado brevemente al final del CES de Las Vegas bajo el nombre de Mercury, se ha hecho oficial en el MWC de 2017. El smartphone está disponible a partir de junio con el interesante precio de 599 dólares.

Diseño y acabado

El KEYone es un teléfono creado para los fans puros y duros de BlackBerry. Si bien es cierto que algunos smartphones anteriores del fabricante, como el DTEK50, pudieron decepcionar a los adeptos de la firma canadiense, no es el caso del KEYone, que supone el primer modelo de esta nueva generación fabricado por TCL, compañía que no es nueva en el sector, y que ya concibió los smartphones de Alcatel.

El posicionamiento de este nuevo smartphone de Blackberry es claro: está dirigido a las personas que prefieren los teclados físicos (o a las que les gusta el toque profesional que les da un smartphone BlackBerry). Mercado que ya abandonaron los otros fabricantes, pero respaldado por muchos usuarios según la marca, incluidos los antiguos clientes que apuestan, sobre todo, por la capacidad del smartphone. El teléfono, por tanto, está sobre todo pensado para una clientela de negocios. La experiencia háptica del teclado físico es imposible de recrear con un teclado virtual, y algunas personas no pueden dejar pasar esta característica.

En cuanto a su diseño, con un acabado con formato slide-up del Priv, BlackBerry vuelve a sus orígenes sin defraudarnos. El KEYone es un gran smartphone monobloc compuesto por una pantalla y un teclado QWERTY y, a pesar de la presencia de este último, el teléfono resulta relativamente compacto, por esta razón se impone ante la mayoría de los smartphones de 5.5 pulgadas (Google Pixel XL, iPhone 7 Plus, OnePlus 3T).

Es verdad que el teléfono ganaría más si fuese más fino y ligero (180 gramos), pero BlackBerry ha hecho un gran trabajo en lo que refiere a su apariencia gracias al color gris del chasis y el negro del smartphone que le confieren un estilo profesional y elegante. El agarre también es bastante agradable (incluso con solo una mano) gracias a que es muy ergonómico.

El chasis es de aluminio, las teclas del teclado de plástico y la parte trasera del teléfono está revestida con un acabado muy suave de goma. Una pequeña particularidad del KEYone es que cuenta con un sensor de huellas digitales integrado en la barra espaciadora del teclado, en la parte delantera del dispositivo, lo cual hay que reconocer que es una idea bastante inteligente y corriente, ya que resulta bastante práctico y eficaz.

BlackBerry ha conservado los botones capacitivos debajo de la pantalla para navegar en Android, lo malo es que están visibles de forma constante, incluso cuando el smartphone está apagado o en modo de espera.

Por lo demás, tiene lo normal, en el lado izquierdo el botón de encendido, en el derecho la ranura para la tarjeta SIM y la tarjeta SD, los controles de volumen y el botón utilitario (comentaremos esto más tarde). Personalmente, me parece un error que BlackBerry no haya hecho este teléfono compatible con una dual-SIM, especialmente desde que este está dirigido para un uso de negocios, es una pena que no tenga esta opción.

Tiene una entrada de USB tipo C en la parte inferior, y los altavoces en la superior (tiene dos rendijas, pero solo la de la derecha contiene el altavoz). La buena noticia es que BlackBerry ha conservado una entrada para los auriculares en la parte superior del dispositivo.

Para terminar, hay que elogiar la calidad del acabado del dispositivo, tiene unos reajustes bastante buenos y el smartphone presume calidad; la idea de optar por un revestimiento trasero de goma hace que el KEYone se imponga a los otros smartphones.

Pantalla

La pantalla del BlackBerry KEYone es una IPS LCD de 4.5 pulgadas con una definición Full-HD (1620×1080 pixeles) que, al contrario de las últimas novedades, como el Galaxy S8 ó el LG G6, que tienen un radio de 18:9 ó de 18.5:9, o bien de los smartphones tradiciones con pantallas de 16:9, el KEYone tiene un radio de 3:2, lo cual puede suponer algunos problemas a la hora de jugar ciertos juegos o ver ciertos videos, con la aparición de barras negras en la parte superior e inferior.

En condiciones de luz normal, la pantalla del KEYone dio buena impresión, todos los detalles se ven de forma clara y con colores vivos, no es el AMOLED y los negros no son tan intensos como en el Galaxy S8, pero será suficiente para la mayoría de los usuarios.

Las opciones de brillo y temperatura del color se pueden modificar en las opciones de pantalla según tus preferencias, sin embargo, se echa de menos la ausencia de un modo para filtrar la luz azul. Además, el BlackBerry KEYone también tiene la función de Ambient Display que activa el teléfono cuando recibe una notificación, y la función Double Tap para activar la pantalla.

Funciones especiales: El teclado físico

La gran particularidad de este smartphone reside en el hecho de que tiene teclado, y para aquellos que están acostumbrados a esto con los anteriores teléfonos de BlackBerry no les será ajeno, pero para otros, como yo, tendrán que volver a aprender a escribir con un teclado físico y tener paciencia. El teclado parece bastante estrecho a primera vista, pero si se utilizan las dos manos es cómodo, por lo que, nos guste o no, hay que reconocer que el teclado del KEYone está bien logrado.

El teclado, al igual que el del Priv, está dotado de gestos capacitivos, en particular, que no sirve solo para escribir, también se puede utilizar como trackpad que puede deslizarse hacia arriba, abajo, a la derecha y a la izquierda para que te desplaces por la pantalla de inicio o a través de las aplicaciones. También ofrece otras funciones, como copiar y pegar, hacer doble clic para que aparezca el cursor del ratón, borrar hacia la izquierda para eliminar una letra…

También tiene atajos de teclado (52 en total), se puede optar por una letra para iniciar una aplicación, por ejemplo, yo elegí la ‘Y’ para YouTube, la ‘W’ para WhatsApp o la ‘G’ para Gmail, la única condición es que hay que utilizar el lanzador de BlackBerry. A final resulta que el teclado del BlackBerry rebosa de funciones que irás descubriendo poco a poco; yo descubrí de forma accidental que se podían hacer fotos con la barra espaciadora, y si no, siempre puedes activar el teclado virtual.

El KEYone tiene también un botón utilitario (en el lado derecho) similar al que tenían algunos de los smartphones Alcatel. Este botón permite acceder a las funciones del software adicionales del smartphone, por ejemplo, puedes abrir una aplicación o un acceso directo, y aunque este botón resulte un poco raro al principio, al final resulta bastante útil.

Software

El KEYone funciona con Android 7.1.1 Nougat y BlackBerry ha confirmado que las actualizaciones de seguridad tendrán lugar mientras dure el producto, lo cual incluye evidentemente las actualizaciones de seguridad mensuales para Android de Google y, además, BlackBerry ha cifrado el procesador para aún más seguridad. Si estás familiarizado con Android en los smartphones de BlackBerry, la interfaz no te causará mayores problemas, es bastante similar a los otros productos Android pero con algunas diferencias añadidas por BlackBerry en lo que refiere a la organización, la seguridad y la productividad.

El lanzador de BlackBerry también tiene muchas funciones para ayudarte en tus tareas cotidianas, por ejemplo, si deslizas el dedo hacia arriba o hacia abajo en ciertas aplicaciones, te da la posibilidad de crear un widget, lo que puede parecer trivial en un primer momento, pero en realidad es bastante útil. El tirador de aplicaciones da acceso a tres pestañas: las aplicaciones, los widgets y los accesos directos; por otra parte, como todos los smartphones de BlackBerry que utilizan Android, la pestaña de la derecha, que se activa deslizando el dedo hacia la izquierda, te permite ver los accesos directos (calendario, contactos, configuración…).

Las aplicaciones de la casa, como BBM, BlackBerry Hub y DTEK de BlackBerry también están presentes. El BlackBerry Hub es, como su nombre bien indica, un hub que reúne todas las notificaciones, correos electrónicos, SMS y los mensajes provenientes de otras redes sociales, y los recordatorios y citas, lo que resulta terriblemente practico. Desgraciadamente, el hub se puede saturar si tienes demasiadas notificaciones y no resulta sencillo borrar todo de golpe.

BlackBerry DTEK se encarga de la confidencialidad y privacidad, permitiendo restringir el acceso al micrófono, la cámara y la información personal.

Y finalmente, encontramos el asistente inteligente de Google en el KEYone: el Google Assistant.

Rendimiento

El KEYone tiene en su interior un procesador Snapdragon 625. Para aquellos que esperaban que tuviese un Snapdragon 835 deben resignarse. Sin embargo, el procesador octa-core de Qualcomm no es ningún juguete y tiene el mérito de consumir muy poco gracias al proceso 14 nm LPP, lo cual se ve claramente en la autonomía del smartphone.

Con una RAM de 3 GB y un GPU Adreno 506 (también incluye una extensión para la MicroSD) no hay fallo, el smartphone funciona como la seda y también soporta la multitarea. En términos de productividad, el smartphone cumple con las expectativas para satisfacer a los profesionales. Por último, el KEYone muestra sus límites a la hora de ejecutar juegos o aplicaciones que requieren de un gran rendimiento gráfico, que pueden ralentizarlo. El hecho de que esto ocurra no es ninguna sorpresa, dado que, aunque esperábamos algo más, está equipado con un procesador de gama media, especialmente teniendo en cuenta el precio del dispositivo (599 dólares) y cuando el LG G6 tiene el mismo precio, pero tiene un Snapdragon 835 y 4 GB de RAM.

 

BlackBerry KEYone: Comparación de benchmarks

  BLACKBERRY KEYONE SAMSUNG GALAXY S8+ HTC U11 XPERIA XZ PREMIUM
3DMARK SLINGSHOT ES 3.1 426 3.132 3.599 3.245
3DMARK SLINGSHOT ES 3.0 720 3.336 4.129 3.697
3DMARK ICE STORM UNLIMITED 12790 28.742 40.034 40.286
GEEKBENCH SINGLE CORE 2.014 1.905 1.898
GEEKBENCH MULTI CORE 6.479 6.454 6.294
PCMARK WORK PERFORMANCE 4949 5.094 6.787 6.338
PCMARK STORAGE 3435 4.772 4.989
GOOGLE OCTANE 2.0 4358 10.440 11.928 11.086
 

 

Audio

El KEYone tiene un altavoz mono que ofrece una calidad suficiente a la hora de reproducir videos o música, sin embargo, no esperes una calidad extraordinaria cuando el sonido esté muy alto o distorsionado. La calidad de la salida del sonido es media, lo que podría decepcionar a aquellos que tienen unos auriculares de gama alta.

Aún a pesar de esto, la calidad del sonido de las llamadas telefónicas es muy buena, incluso si se activa el altavoz.

Cámara

En lo referente a la cámara, el BlackBerry KEYone ofrece una cámara de fotos principal de 12 megapixeles (sensor Sony IMX378) con una abertura de f/2.0, pero, desgraciadamente, no cuenta con un estabilizador óptico. La cámara frontal tiene una resolución de 8 megapixeles. En lo referente al video, el teléfono puede grabar 4 K a 30 fps o en Full-HD a 60 fps.

El BlackBerry KEYone demuestra que para tener una buena cámara hace falta algo más que tener un buen sensor y, a pesar de que tiene el mismo sensor de imagen que el Google Pixel, la calidad de imagen es muy diferente, partiendo del hecho de que el KEYone tiene dificultades para enfocar, sobre todo a la hora de hacer retratos.

Además, el balance de blancos y la captura de los colores están anticuados comparado con los que ofrecen los buques insignia actuales. El modo Auto HDR es inferior al del Google Pixel, que da lugar a zonas tanto súper expuestas como con baja exposición en las imágenes con alto contraste. Aunque este es un problema común en los smartphones y dispositivos con sensores menores, el KEYone no puede competir con el Google Pixel.

El KEYone ofrece una calidad de imagen correcta y se aproxima a la de los buques insignia actuales.

Sin embargo, la captura de los detalles es buena en condiciones de luz del día y con el correspondiente valor ISO bajo. En condiciones pobres de luz, el KEYone aumenta la sensibilidad ISO, que hace que las imágenes tengan ruido. En comparación con muchos de sus competidores, BlackBerry utiliza una velocidad de obturación muy rápida para mantener la velocidad ISO lo más baja posible. Por un lado, esto conlleva una mejor calidad de la imagen, por otro, hace falta tener muy buen pulso a la hora de hacer fotos, ya que si se mueve un poco dará lugar a una foto borrosa.

La captura de los colores con luz del día es generalmente buena con alguna sacudida en el balance de blancos, pero en condiciones más oscuras, el aumento de la reducción de ruido altera la captura de los colores, dando lugar a fotos apagadas, típico de los smartphones.

En general, el KEYone ofrece una calidad de imagen correcta que se acerca a la de los buques insignia actuales, y aunque esperásemos algo mejor, supone un gran cambio para BlackBerry, que hasta entonces nos había decepcionado un poco en esta materia. El KEYone cambia el juego. No esperes la misma calidad que la del Pixel, ya que Google domina el lado del software de la cámara.

Batería

Está claro que uno de los puntos fuertes del KEYone es su batería integrada de 3505 mAh que asegura una autonomía de la batería magnifica y también un procesador de energía eficiente y una pantalla “pequeña” de 4.5 pulgadas que alimentar. En la práctica, el smartphone dura fácilmente un día y medio, incluso más bajo unas condiciones de uso menos intensas (llamadas, SMS, Internet, YouTube…). Yo he sido capaz de tenerlo más de seis horas con la pantalla encendida. En el test de la batería en PCMark, logró durar 9 horas y 25 minutos, pasando del 100% al 20%. Otra buena noticia es que el KEYone puede cargar la batería al 50% en 36 minutos gracias a Quick Charge 3.0. En este sentido, el KEYone tiene una especificación, y es que cuando se conecta el dispositivo tienes dos opciones de carga diferentes: el modo de carga solo o el modo Boost, no obstante, este último bloquea un gran número de elementos (especialmente las notificaciones) con el fin de acelerar la carga e induce al KEYone en un modo de ahorro de energía para maximizar la eficacia de la carga del dispositivo.

Conclusión

No, el BlackBerry no ha muerto y el KEYone es la prueba, el teléfono con el eslogan «Distinctly Different» (distintamente diferente) destaca entre sus competidores por su teclado físico. El KEYone es, por tanto, un smartphone sólido con un rendimiento correcto que vendrá de perlas a aquellos que buscan un teléfono con un teclado físico y a aquellos que buscan un look profesional. El software es completo, la calidad de las fotos es razonable y la autonomía de la batería es sobresaliente.

Sin embargo, el KEYone no está exento de defectos, el smartphone no hará que escribas más rápido o que sea más productivo, por lo que, si el teclado no es una prioridad para ti, el mercado de los smartphones de hoy en día ofrece toda una gama de smartphones mejores que el KEYone, incluyendo modelos más baratos.

A destacar:

Teclado físico

Calidad del acabado

Batería (se carga muy rápido)

Aplicaciones y extensiones útiles

 

A mejorar:

Rendimiento medio

No tiene dual-SIM

Precio

Comentarios